Bienvenidos(as) se preguntarán quien soy, y para ello les contaré algo de mí y como llegue a ser Masoterapeuta.

Me llamo Claudia Montenegro Araya soy Antofagastina y actualmente vivo en la ciudad de la Serena. Desde muy pequeña me ha gustado ayudar a los demás y he aprendido a conocer múltiples realidades de vivencias.

Al salir de mi enseñanza media decidí estudiar una carrera relacionada con el área de la salud, y descubrí una carrera técnica de nivel superior denominada TENS (Técnico en enfermería de nivel superior), no les mentiré, al principio media desmotivada ya que mi aspiración siempre fue ser obstetra, pero en esta carrera descubrí una gama de servicios tanto para la comunidad, como para el bienestar individual. Pasaron los años académicos correspondientes y me gradué con distinción máxima de la Universidad Santo Tomás de Antofagasta, trabaje en el área un tiempo hasta que entré a estudiar Enfermería en la misma universidad, en dicha carrera aprendí muchas cosas, las cuales junto con los conocimientos anteriores los aplico en cada uno de mis pacientes, principalmente aprendí a conocer lo que quería hacer en mi futuro, tuve muy buenas docentes sobre todo la profe de enfermería comunitaria quien me enseñó y mostró el otro lado del servicio en salud, siendo un pilar fundamental en lo que soy hoy.

Bueno no terminé la carrera, quedando en tercer año cumplido de universidad, pero saben no me arrepiento ya que pude dar cuenta, gracias a ciertos profesionales, que ser Enfermera no era lo mío y opté unos años más adelante por la sanación más holística.

¿Y saben algo? Fue y es mi mejor opción, un día mi esposo me llevo un tríptico con cursos implantados en la Universidad Antofagasta y ahí me llamo la atención el Masaje de Relajación y me fui a inscribir, fue una de las mejores decisiones que pude haber tomado, desde ahí después de aproximadamente 7 meses obtuve mi certificado y comencé de inmediato a realizar masajes con muy buenos resultados para mis pacientes y también en lo personal.

Y así desde hace ya casi 4 años que soy Masoterapeuta, y me he estado perfeccionando para ir dando una mejor calidad y mayor variedad de masajes para que mis pacientes y mis próximos pacientes puedan optar.

Lo mejor de ser Masoterapeuta es que aquí sí puedo ver al paciente en forma holística y se puede emplear la empatía, viendo al paciente como un todo, cuerpo, mente, alma y energía.

Muchos me han preguntado que es ser Masoterapeuta, y mi respuesta es fácil, ser lo que soy no es solo hacer masajes o tocar a alguien, es algo más allá que eso, es tener una conexión con él o la paciente desde que entra a mi lugar de trabajo hasta que se va a su destino, es donde se logra una interacción de energías, llegando muchas veces hacer su contención en ciertas situaciones de la vida hasta llegar al punto de sanación físico, emocional o psicológico.

Solo les puedo decir que me encanta ser Masoterapeuta….